La unica estrella que podemos ver en pleno dia

El sol es el centro de nuestra galaxia, es una estrella espectral la cual se puede observar fácilmente el cielo. Pero querer mirar fijamente hacia el sol sin sentir algún tipo de molestia, es algo por lo cual cada ser humano ha sentido curiosidad al menos una vez en su vida. Pensar tal vez colocarse unos binoculares y mirar a través de los mismos para vislumbrar su grandeza nos dejaría ciegos, e incluso solo al sentir los destellos de luz podemos percibir la molestia de los rayos ultravioleta sobre nuestra mirada, que infaliblemente podría terminar en un problema mayor de salud. Comprendemos entonces que mirar fijamente hacia el sol no es algo plausible.

solDe modo que existen diferentes métodos para posar nuestra mirada sin salir perjudicados, de una forma segura y particular. Uno de estos métodos es la proyección solar, método sumamente fácil de realizar y también particularmente accesible. Para poder realizarlo necesitamos un telescopio y un cartón. El cartón debe ser de un color claro para de esta forma proteger nuestra visión y tener un reflejo del sol en el. Se debe coloca el cartón en el ocular de nuestro telescopio, acercando o alejando el mismo para tener una imagen certera del mismo. Otro método que puede asegurarnos una perspectiva del sol sin algo de problemas seria adquisición de unos filtros solares para tu telescopio o binoculares, se debe tener sumo cuidado y verificar que el filtro que adquieras sea el adecuado. Además de colocar el mismo en el tubo por el cual pasa la luz, nunca en el observador debido a que este puede fallar y así lograr molestar nuestra visión. Se debe estar seguro de que se colocó de forma segura los filtros para así evitar algún inconveniente a futuro. El sol es la única estrella de tal magnitud la cual tenemos a nuestro alcance visual y estos métodos nos proporcionan una forma accesible y segura de observar esta estrella bajo su propia luz.

La NASA en Madrid

Aunque pocos lo saben, en Madrid hay un lugar único. Está en el municipio de Robledo de Chavela. Aquí se encuentra uno de los tres centros que la NASA tiene repartidos por el mundo para estar en contacto continuo con sus misiones espaciales. Los otros dos centros se encuentran en Camberra (Australia) y en Pasadena (EE.UU.)

Y no es algo nuevo, hace ya más de 50 años que la agencia espacial puso sus ojos y sus instalaciones en este rincón de la sierra madrileña. ¿Cuál fue la razón de la elección de este lugar? Que este punto y los dos mencionados anteriormente está separados 120 grados en longitud, de manera que los vehículos espaciales pueden permanecer en continuo contacto con la Tierra en una de sus estaciones, independientemente del movimiento de rotación del planeta. Frente a otras posibles localizaciones, Madrid contaba además con otros puntos a favor: aeropuerto internacional, universidades y un espacio suficientemente protegido por un lado gracias a la sierra madrileña, pero abierto por otro

Así, entre bosques de encinas, en Robledo de Chavela se puede contemplar una estampa singular: la de seis imponentes antenas. Once metros de diámetro tiene la más pequeña, setenta tiene la más grande. Unas instalaciones bautizadas con el nombre “Madrid Deep Space Communications Complex”, es decir, Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo de Madrid. En ellas trabajan 150 personas, que se encargan del seguimiento de las principales misiones que la NASA pone en marcha. Desde aquí, por ejemplo, se han seguido las misiones Apolo y Voyager.

Y algo que hace especialmente atractivo este lugar, más allá de su valor para las misiones de la NASA, es que se puede visitar. Cuenta con un centro de visitantes que ofrece desde exposiciones a vídeos y pantallas desde las que contemplar el seguimiento que se hace de las diferentes misiones espaciales. También se pueden ver trajes espaciales, reproducciones de vehículos y hasta una auténtica roca lunar.

El valor educativo de los planetarios

Si hay algo que atrae por igual a grandes y pequeños es la observación del firmamento. Las estrellas, los planetas, los cometas son temas que suscitan la curiosidad y es ahí donde los planetarios encuentran un papel esencial como medios de divulgación y de conocimiento.

No todas las ciudades, evidentemente, tienen este tipo de instalaciones, pero si se visita alguna que sí lo tenga será una magnifica actividad para realizar con los más pequeños. En los planetarios los niños se acercan a todo lo relacionado con la astronomía y el estudio del espacio de una manera lúdica y muy divertida, siempre adaptada para su edad.

Suelen ser, además, muy interactivos, de manera que para ellos es más sencillo entender procesos a veces complejos, desde cómo se forma un agujero negro a cómo se mueven los planetas o cómo nació nuestra galaxia. Algunos, además, cuentan con exposiciones, por ejemplo, de aparatos antiguos que se usaban para el estudio del universo o de trajes y otro tipo de elementos utilizados en los viajes espaciales de las últimas décadas.

En ocasiones particulares, como lluvias de estrellas o eclipses, los planetarios organizan también actividades relacionadas con ellos, incluidas observaciones. Clases prácticas y muy divertidas que los niños no olvidarán jamás. Charlas, películas, talleres…los programas de actividades que ofrecen este tipo de instituciones son siempre amplios, completos y variados.

¿Dónde hay planetarios en España? Aunque muchos sean modestos, hay decenas de localidades que cuentan con ellos. Desde las más grandes como Madrid, Barcelona, Valencia Sevilla o San Sebastián a otras ciudades más pequeñas como pueden ser Cuenca, Castellón, Murcia o Santander.

Cuando un pequeño comience a hacer preguntas sobre el funcionamiento del Sistema Solar, sobre el número de estrellas que hay en el firmamento o sobre cuántas galaxias existen, lo mejor es llevarle a un planetario. Quizá no encuentre respuesta a todas sus preguntas, pero seguro que aprende mucho y se divierte aún más.

El observatorio del Roque de los Muchachos

La isla de La Palma es un enclave perfecto para la observación del firmamento, especialmente el Roque de los Muchachos. La razón no es solo la situación de la isla o su altura, sino que las nubes quedan por debajo, impidiendo que la luz de pueblos y ciudades dificulte la observación.

rqdmEl Observatorio del Roque de los Muchachos, se encuentra a nada menos que 2.396 metros de altitud y fue inaugurado en 1985. Un centro que hoy en día alberga el mayor telescopio óptico de Europa y uno de los más grandes del mundo. Un telescopio segmentado de casi 10,5 metros de diámetro compuesto por 36 piezas hexagonales dotado de las más modernas tecnologías. Y tecnología también en el diseño de la cúpula que lo protege capaz de resistir cualquier tipo de turbulencia interior o exterior que pudiera afectar a la imagen captada por el telescopio.

No es el único telescopio de estas instalaciones, evidentemente. Este observatorio cuenta con toda una serie de telescopios nocturnos y solares. Entre los primeros se encuentra el telescopio William Herschel, que con sus algo más de 4 metros de diámetro ha sido utilizado en la investigación y descubrimiento de hechos tan importantes como la existencia de un agujero negro en nuestra galaxia.

Pero cualquiera de los telescopios que se encuentran en el Roque de los Muchachos tiene una labor esencial, desde el estudio de la superficie del Sol a la búsqueda de planetas fuera de nuestro Sistema Solar o la investigación de supernovas, entre otros muchos aspectos.

Y algo muy importante, se pueden visitar las instalaciones previa solicitud. Del 15 de junio al 15 de septiembre hay visitas al observatorio todos los días de la semana. Fuera de esas fechas las visitas se realizan los martes, viernes, sábados y domingos. Y algo muy importante, aunque se cobra entrada no hay un ánimo de lucro, lo que se recauda se destina íntegramente a sufragar los gastos de la gestión y de los guías.

Los mejores lugares de España para observar las estrellas

Contemplar el cielo en una noche estrellada desde un lugar en el que no haya ningún tipo de contaminación lumínica es una experiencia maravillosa. Pero a veces, o no se sabe cuáles son los lugares más apropiados, o están alejados de nuestro lugar de residencia. Vamos a hacer un pequeño recorrido por sitios perfectos para disfrutar de la imagen más hermosa del cielo.

  • Isla de La Palma: en ella encontramos la primera reserva Starlight y uno de los grandes complejos astronómicos del mundo. Pero cualquiera de los puntos más altos de la isla es perfecto para contemplar las estrellas, ya que las nubes suelen quedar por debajo.
  • Sierra de los Filabres: en este rincón de Almería encontramos el segundo observatorio en tamaño de Europa, que tiene un telescopio de 3,5 metros de diámetro. Aquí los cielos son especialmente oscuros, con noches perfectas para olvidarse del tiempo contemplando el firmamento.
  • Sierra Nevada: no nos movemos de Andalucía para detenernos en el lugar en el que se encuentra el tercer observatorio de España. Los cielos de Granada nos muestran una de las imágenes nocturnas más hermosas que se puedan imaginar.
  • Almadén de la Plata: en este rincón de Sevilla encontramos algo muy especial, un observatorio con vocación divulgativa, tanto que permite no solo visitas, sino maravillarse contemplando el cielo desde alguno de sus telescopios. También tiene el certificado de reserva Starlight.
  • Áger: en esta localidad leridana se encuentra el Parque Astronómico del Montsec, una zona especialmente protegida contra la contaminación lumínica y destino Starlight. Perfecta para quienes viven en la zona de Cataluña y desean disfrutar de una actividad especial contemplando las estrellas.
  • Parque Natural del Teide: Uno de los lugares con más encanto para los cazadores de estrellas.
  • Puig Mayor: situado al norte de la isla de Mallorca es el punto más alto de las Baleares y perfecto para contemplar el cielo durante la noche.

Son lugares ideales para quienes desean disfrutar de la vista que nos ofrece el universo, pero hay muchos otros, desde la sierra de Gredos hasta el observatorio de Forcarei en Pontevedra, la reserva de Arbayún en Navarra o la sierra de Albarracín en Teruel.

Posibilidad de vida en otros planetas

La vida alberga muchos misterios por descubrir, mientras la ciencia analiza cada uno de ellos y encuentra una explicación, la naturaleza hace de las suyas y pone frente a nuestros ojos objetos extraños que son imposibles de describir por la mente humana. La pregunta que muchos habitantes de planeta tierra se hacen a menudo es ¿será posible la existencia de vida en otros planetas?

La respuesta es sí, el universo es un lugar infinito en el que no existe fin de tiempo y espacio, al parecer cada vez que se descubran más y más galaxias estas tienden a un punto infinito donde no se conoce el fin. Desde hace ya muchos atrás la ciencia ha querido buscar planetas similares al nuestro en todo el universo, pero hasta el momento ninguno tiene las propiedades perfectas e idóneas para albergar vida similar a la nuestra.

Pero eso no quiere decir que sea imposible la existencia de otras especies, la vida nos ha demostrado que es capaz de desarrollarse en ambientes extraños y peligrosos para el ser humano, por ello, otras especies inimaginables podrían estar habitando un planeta que sea capaz de mantenernos con vida. En nuestro planeta, los principales materiales para que exista la vida es el agua y oxígeno, aunque ya se han descubierto otras especies que pueden vivir sin una de ellas o ambas.

Lo más probable es que no debemos preocuparnos por una invasión extraterrestre, al menos por ahora, ya que cualquier especie que tenga la capacidad de vivir en otro tipo de habitad distinto al nuestro se expone a sufrir los cambios que puede llegar a generarle los materiales de nuestra atmósfera, lo único que esas especies conseguirían de nuestro planeta sería una muerte inminente.

Pasarán muchos años para que podamos descubrir un planeta similar al nuestro, este debe tener una distancia considerable a su estrella, además de albergar una buena cantidad de agua, tierra firme y otros materiales necesarios para el ser humano. Quizás pase el mismo tiempo para desarrollar una tecnología que nos dé la posibilidad de transportarnos a este planeta y desarrollar vida.

VY Canis Majoris una estrella gigante

Si el sol te parece grande, te sorprenderás con las demás estrellas del resto de sistemas solares. VY Canis Majoris es una de las estrellas más grandes jamás descubierta por el hombre, tiene un diámetro 7.000 millones de veces más grande que el de nuestro sol. La distancia que nos separa entre la estrella es aproximadamente de unos 5.000 años luz y se ubica en la constelación Can Mayor.260px-VY_Canis_Majoris,_Rutherford_Observatory,_07_September_2014

Su luminosidad es de 300.000 veces mayor a la del sol, si nos ubicáramos a la misma distancia que estamos del sol frente a una estrella como Canis, moriríamos calcinados juntos la mayoría de los planetas del sistema solar. Otro de los datos curiosos de este gigante es que para poder darle la vuelta completa a su ecuador necesitaríamos 1.100 años, yendo a una velocidad de 900 km/h. Actualmente existen otras estrellas más grandes que Canis, entre ellas están UY Scuti y la poderosa Westerlund 1-26 y se ubica a 11.500 años luz de nuestra galaxia.

Resulta imposible pensar que este sol pudiera llegar a ser una estrella que genere vida a su alrededor, ya que su luminosidad comparte un calor abrasador a todo lo que le rodea. Cuando a este sol se le acabe su helio y empiece a emanar la reservas de su interior, tendrá que encogerse de tamaño, pero su núcleo es tan grande y poderoso que seguirá siendo mucho mayor que el sol, iluminará aún más fuerte que nuestro propio sol y cuando las reservas del núcleo se agoten por completo, esta estrella explotará y acabará con todo lo que se encuentre orbitando cerca de ella.

Si este tipo de explosiones ocurriera cerca de una de nuestras galaxias, seguramente se podría presenciar un espectáculo impresionante desde telescopios especializados, aunque aún no sabemos de qué sea capaz en realidad esta poderosa estrella. VY Canis Mayoris seguro vivirá más tiempo que nuestro propio planeta, incluso más que nuestro propio sol, quien sabe el futuro que le depare a esta gran hiper gigante roja en los últimos días su vida.

Es impresionante pensar en lo que puede llegar a ver más allá de los 100.000 años luz, aún la ciencia está buscando comprender que hay más allá de ello.